ANNUNCIO

Realizan vigilia en NJ en apoyo a inmigrante baleado por ICE en NY

Miembros de diferente organizaciones pro inmigrantes en Nueva Jersey realizaron una vigilia el pasado domingo 9 de febrero en apoyo al inmigrante Gaspar Avendaño Hernández, padrastro del joven Eric Diaz-Cruz, de 26 años, quien recibió un disparo de un agente de ICE durante la detención de Gaspar Avendaño el pasado 6 de febrero

La vigilia se realizó en horas de la mañana al frente del Centro de Detención de ICE en el Condado de Hudson.

Las organizaciones pro inmigrantes condenaron el uso de la violencia y armas en contra de los detenidos y las personas que tratan de ayudar a los inmigrantes.

“El uso de las armas por ICE contra los trabajadores migrantes y la detención de los que los defienden es un mensaje claro que están creando el Gestapo de esta era”, afirmó Teresa Vivar, Directora Ejecutiva de Lazos America Unida. 

Por su parte, Eliana Contreras, de la organización Casa Freehold señalaron que “como una organización que apoya los derechos de los inmigrantes, condena este violento acto. Estos oficiales llegaron, sin anunciarse o mostrar ninguna documentación y en segundos, le dispararon a Eric Díaz, quien estaba tratando de defender a Gaspar Avendaño-Hernández”.

Según la información publicada por los medios de comunicación, el pasado 6 de febrero cuando Avendaño salio a trabajar oficiales de ICE, quienes no se encontraban uniformados ni presentaron identificación, trataron de detenerlo con una pistola eléctrica.

Al ver el incidente el hijo de la pareja de Avendaño, Erick Díaz Cruz, de 26 años, salió de la casa y trato de ayudar a su padrastro.

Díaz, quien reside en Veracruz, México, se encontraba con su esposa visitando a su madre. Entró al país con una visa de turista, según el consulado mexicano. 

En el incidente, los oficiales de ICE a la cara a Díaz Cruz. La bala le atravesó la mano izquierda y le perforó el pómulo de la mejilla, alojándosele la bala junto a la oreja. 

ICE afirmó en un comunicado que el disparo se produjo después de que sus oficiales fueron “atacados físicamente”. Dos oficiales, incluido el que disparó su arma, fueron tratados por lesiones menores, según ICE. Miembros de la familia afirmaron a la prensa que Díaz Cruz tenía las manos levantadas cuando le dispararon.

Avendaño, originario de Tlaxcala, México, había sido deportado en 2011, dijo ICE. Había vuelto a entrar en el país al poco tiempo de su deportación.

Consulado pide investigación minuciosa

Por su parte, el consulado de México en Nueva York ha pedido una “investigación minuciosa” al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

Indicó además en un comunicado que brinda asistencia legal a Erick Díaz Cruz, que permanece en un hospital del distrito de Brooklyn debido a la herida, así como a Gaspar Avendaño Hernández.

“México siempre ha condenado el uso excesivo de la fuerza en operativos de control migratorio. Si este fuera el caso, exploraremos todas las avenidas posibles para apoyar a nuestro connacional”, adviertió la sede diplomática a través de su portavoz, Jorge Tuddón Meza.

También señaló en el comunicado que ICE no notificó al consulado del incidente, tras lo cual la sede diplomática solicitó al Departamento de Seguridad Nacional (al que pertenece Inmigración) información sobre la nacionalidad de los afectados en el incidente.

Indicó además que no se habían permitido el acceso de la familia, de abogados ni de representantes de la ciudad a los mexicanos. Tras la visita de los cónsules, se permitió que la madre de Díaz Cruz pudiera verle.

“Posteriormente, ICE autorizó a que Islas López y Cid tuvieran acceso a Gaspar Avendaño, quien se encontraba esposado de sus dos manos”, indica el comunicado y explica que por petición de los cónsules se le liberó una mano para firmar la autorización de representación de los abogados para su caso.

El consulado continúa brindando apoyo y asesoramiento legal a los afectados y su familia.

Entre las voces que han repudiado lo ocurrido están el alcalde Bill de Blasio, el presidente de Brooklyn, Eric Adams, y los congresistas Nydia Velázquez y Jerrold Nadler, que en una carta enviada al director de ICE, Matthew T. Albence, manifestaron su preocupación y pedido una explicación a la agencia.

Adams y líderes comunitarios pidieron explicaciones a ICE y recordaron que este tipo de incidente nunca ha ocurrido en una ciudad santuario como Nueva York.

La Gran Manzana es una ciudad santuario por ley, aprobada por el Concejo en el 2017, que no coopera con autoridades de Inmigración, y que por décadas ha defendido a esta comunidad.

Adams cuestionó durante una conferencia de prensa que los agentes de Inmigración no porten cámaras en sus uniformes como hace la policía de Nueva York. n

“ICE hace lo suyo, creando estragos, en muchos casos, como lo hicieron aquí, creando peligro”, ha dicho por su parte el alcalde, quien recordó que la policía de la ciudad tuvo que intervenir para “estabilizar” la situación.