ANNUNCIO

Aumenta el temor ante la propagación y los 11 muertos por el coronavirus

Los once muertos por coronavirus en Estados Unidos y el aumento de casos, que rondan ya el centenar y repartidos por once estados del país, aumenta la preocupación de la población, mientras gobernadores y Gobierno federal intensifican sus medidas para controlar la propagación.

El pasado lunes se conoció la muerte de otros cuatro pacientes en el estado de Washington, donde este fin de semana fallecieron otros dos por las mismas causas.

Dos de las últimas víctimas mortales residían en una residencia de ancianos donde una cincuentena de personas han mostrado síntomas similares a los del COVID-19 en los últimos días.

Tras estas seis muertes, las autoridades sanitarias intensifican sus esfuerzos para controlar esta epidemia que se ha cobrado la vida de más de 3.000 personas y cuenta con más de 89.000 casos confirmados en todo el mundo.

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el COVID-19 ha alcanzado el nivel más alto de riesgo para el mundo, los funcionarios de salud en EE.UU. insisten en que no hay una propagación generalizada en el país y en que el riesgo continúa siendo bajo para los estadounidenses.

Pero eso puede cambiar rápidamente, reconocieron, y en los últimos días se han triplicado los casos detectados en EE.UU., y ya rondan la cincuentena, a los que hay que sumar los 47 cuyas pruebas dieron positivo al coronavirus en el extranjero y fueron repatriados a EE.UU.

El CORONAVIRUS SE PROPAGA POR AL MENOS 11 ESTADOS

En el Condado de King, en el estado de Washington, no habían casos reportados hasta el pasado viernes y ya hay al menos 14, de los cuales seis han fallecido.

Mientras, en otros estados se van conociendo nuevos positivos. Hasta el momento, las once regiones con casos son California, Illinois, Arizona, Oregón, Rhode Island, Washington, Wisconsin, Massachusetts, Nueva York, Florida y New Hampshire.

Varios gobernadores tenían agendada una reunión con el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, encargado por Trump para encabezar la respuesta de su Gobierno al coronavirus.

“Hemos visto un aumento de casos en Estados Unidos durante el fin de semana. Quiero que la gente entienda que sabíamos que esto iba a suceder, dijo Jerome Adams, cirujano general de EE.UU., equivalente a secretario de Salud. “La preocupación es apropiada, la preparación es apropiada, el pánico no lo es”.

Según Adams, las estrategias y esfuerzos se concentrarán en limitar los viajes de ida y vuelta a las regiones más afectadas, como China o Irán, aunque no necesariamente será igual con otros países que han reportados casos de COVID-19 como Italia o Corea del Sur.

Por otro lado, según documentos internos obtenidos por NBC News, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) trabaja ante la posibilidad de que Trump pueda hacer una declaración de emergencia para traer fondos y más personal para ayudar a la respuesta del COVID-19.

MÁS CAPACIDAD DE HACER ANALÍSIS

La pasada semana salieron a la luz problemas con la distribución de las pruebas de laboratorio por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Sin embargo, el secretario de Salud, Alex Azar, confirmó a los medios que ya cuentan con 75.000 kits de análisis disponibles y esperan aumentar la cantidad esta semana. 

Tedros Adhanom, director general de la OMS, dejó saber que hay más de 20 posibles vacunas destinadas a prevenir la enfermedad en desarrollo en todo el mundo. No obstante, Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciones de EEUU, ha dicho constantemente que tomará al menos un año para que una vacuna sea probada, considerada efectiva y obtenga las aprobaciones necesarias para su distribución.

Pero Trump, que tiene previsto una reunión con ejecutivos de empresas farmacéuticas, urgió a los investigadores a “aceleren lo que están haciendo en términos de las vacunas”.

Mientras, los estadounidenses se encuentran a la expectativa de que los casos confirmados continúen en aumento a medida que más estados tengan la disponibilidad de realizar las pruebas, al tiempo que el abastecimiento de artículos de higiene como desinfectante de manos y las mascarillas han comenzado a escasear en las tiendas.

CIERRE DE ESCUELAS

En el distrito escolar de Mukilteo, en el estado de Washington, medio centenar de seis escuelas cerraron para tomar medidas de precaución y limpieza.

En Nueva York, el gobernador, Andrew Cuomo, dijo que el estado está aplicando nuevos protocolos de limpieza en las escuelas, el transporte público y otras áreas públicas para protegerse contra el COVID-19.

La buena noticia del día fue que cuatro estadounidenses dejaron el periodo de cuarentena que debían pasar en el Centro Médico UNMC/Nebraska, según esta institución.Mientras, cerca de 140 personas que fueron evacuadas del crucero Diamond Princess y repatriadas a EE.UU. después de que el barco estuviera anclado en cuarentena en Japón hicieron lo propio de una base aérea en California, informaron fuentes oficiales al Washington Post.