ANNUNCIO

La Policía de Trenton insiste: “llamen y reporten los crímenes”

La policía de la ciudad de Trenton instó a la comunidad hispana a llamar y reportar los crímenes de los que sean víctimas o testigos, así como las situaciones sospechosas.

En una reunión comunitaria en la sede de la organización LALDEF, en la South Clinton Avenue, miembros de la Unidad de Investigación Criminal de la policía de Trenton resaltaron la necesidad de que la comunidad se comunique con el departamento de policía constantemente para lograr una mayor presencia policía en sus vecindarios.

El detective Christopher Ortiz explicó que la policía en Trenton carece de suficiente personal y recursos para realizar su trabajo. Sólo cuenta con 220 oficiales para toda la ciudad. Esta deficiencia ha causado que muchas veces la policía tarde en llegar a un sitio cuando es llamada por los residentes. “Muchas veces tenemos que dar prioridad a los situaciones más urgentes”, afirma.

No obstante, explica que todas las llamadas quedan grabadas y registradas. Esta información luego es usada para definir las áreas más problemáticas de la ciudad y en donde se decide aumentar el patrullaje policial. “Si no llaman, los jefes no tienen pruebas para justificar un mayor patrullaje en sus vecindarios. El patrullaje se centra basado en las llamadas a la policía”.

Ortiz dijo comprender que bajo la actual situación política del país, de ataques por parte del gobierno federal a los inmigrantes, muchos hispanos sientan temor de contactar a la policía. Sin embargo ,aseguró que la policía de Trenton no pregunta por el estatus migratorio de las personas. “Entendemos que pueden tener miedo, pero nosotros estamos aquí para ayudar a la gente. No preguntamos a nadie si está legal o no”.

En la reunión en la que participaron representantes de organizaciones comunitarias, como la Asociación Cívica Guatemalteca, así como la Asociación de Comerciantes de Trenton, los oficiales de la policía pidieron a la comunidad tomar medidas para ayudar a reducir los robos y asaltos que se producen con frecuencia en los comercios y vecindarios latinos de la ciudad.

Entre las recomendaciones dada por la policía están poner y/ o mejorar el alumbrado exterior de la viviendas y negocios, lo cual impide a los delincuentes aprovechar la oscuridad para sus fechorías.

Poner cámaras en las afueras de las viviendas. “Las cámaras ayudan mucho a resolver los crímenes, todo el que pueda debe poner cámaras en sus casas, hoy en día se pueden comprar cámaras de seguridad muy baratas”, explicó el detective Rivera.

Por su parte, el detective Robert Ramos pidió a los residentes de la ciudad no salir borrachos de los bares a altas horas de la noche a caminar por las calles. “Más del 50% de las víctimas de asaltos en las noches están tan tomados que no recuerdan que les paso y no pueden dar una declaración”, afirmó el oficial.

En este sentido, pidió a los comerciantes dueños de bares no servirle más licor a una persona que se encuentre completamente embriagada y no permitirle que salga caminando o manejando. “Ellos (los comerciantes) debe parar de servirle alcohol y llamar a un taxi para que  lleve a esta persona a su casa”, afirmó Ramos.

Los oficiales de la policía también instaron a los residentes hispanos a contactar a sus autoridades electas, así como a los funcionarios de la alcaldía, para exigir que realicen cambios que permitan una mayor presencia policial en la calles de la ciudad.

Laura Mora, representante de LALDEF, señaló que seguirán realizando este tipo de reuniones con la policía y diferentes organizaciones y asociaciones comunitarias para mejorar la seguridad en las calles de la ciudad capital.