ANNUNCIO

NJ Transit toma precauciones para sus chóferes y pasajeros

Con seis chóferes con corona virus, de una flota de trabajadores de 12,000, los buses y trenes de transporte público de NJ Transit han extremado las precauciones para evitar que pasajeros y conductores se contaminen,

De manera que no están recibiendo dinero efectivo, han ordenado el uso de la puerta trasera para ingresar al bus y establecido un área segura de tres metros detrás del conductor como el sellado de los asientos destinados a personas de la tercera edad, mujeres embarazadas y discapacitados.

Norberta Díaz, dominicana de 68 años de edad, toma regularmente el bus número 74 para ir a hacer sus compras por lo que se sorprendió con las nuevas normas.

“Yo uso éste servicio porque pago boleto de senior, mucho más barato que la guagua por eso es mi único medio de transporte” dijo Díaz. “Me parece bien todas las medidas de seguridad, solo pido que no paralicen el servicio porque es la única forma de poder salir a hacer mis cosas. Yo vivo sola,” dijo. 

Se pudo observar que aquellas personas que no tenían tarjeta y sólo dinero en efectivo, pudieron abordar los buses sin pagar. Cabe señalar que esa política no la llevan todos los chóferes.

Carla Dolores, de 23 años, no pudo subir a el autobús 190, de NJ Transit porque no tenía ni la aplicación ni el pase mensual.

Esperó unos momentos y subió a otros bus, cuyo chofer no le cobró. “Gracias a Dios, de otra manera no hubiera podido llegar a mi trabajo,” dijo. 

Una vocera de relaciones públicas de NJ Transit dijo a Reporte Hispano que el servicio va a tener ciertas restricciones pero no piensan suspenderlo.

En cambio señaló que no hay planes por el momento de extender los pases mensuales del mes de marzo a los pasajeros que los poseen.

“Como siempre pueden adquirir sus boletos en las máquinas expendedoras, ubicadas en determinadas estaciones de los buses o en algunos negocios que los ofrecen”, dijo.

Los servicios del tren urbano (Light Rail) de Newark han sido restringidos a los horarios de fines de semana. En cambio los de Hudson Bergen Lighs Rail mantendrán el horario de lunes a viernes.

En Newark, además, los pasajeros que esperan sus buses en la parada de Raymond Boulevard, adyacente a Newark Penn Station, no podrán ingresar al área de los pasajeros, tendrán que esperar su bus fuera.

Desde el 9 de marzo último la afluencia de pasajeros, en buses y trenes, ha disminuido 88% en el sistema de New Jersey Transit por lo que el CEO de la empresa, Kevin Corbett, solicitó una ayuda federal de 1,25 billón de dólares para resistir el bajón económico. El 40% del presupuesto de NJ Transit viene del dinero colectado por los pasajes. Al cierre de ésta edición aún no se aprobaba el plan de ayuda federal.