ANNUNCIO

Promesa rota… pero sigue la lucha por las licencias en el 2019

Nuevamente los políticos en Nueva Jersey incumplieron sus promesas a la comunidad inmigrante del Estado. Terminaron la sesiones legislativas del 2018 y no aprobaron las licencias.

“Se burlaron nuevamente de nosotros, nos prometieron las licencias para este año y no hicieron nada, pero no nos vamos a quedar callados, vamos a seguir luchando hasta que nos aprueben las licencias”, afirmó Rosana Hernández, quien participó el pasado 17 de diciembre en una marcha por las licencias de conducir que pasó frente a la gobernación del estado en Trenton.

En este año que termina, las organizaciones pro inmigrantes, encabezadas por la New Jersey Alliance for Immigrant Justice y la organización Cosecha, realizaron múltiples acciones de calle para presionar a los legisladores para que aprueben las licencias: Marchas, caminatas de cientos de millas, vigilias, ruedas de prensa, reuniones con legisladores, foros comunitarios, llamadas, cartas de apoyo y hasta huelga de hambre realizó la comunidad inmigrante para presionar por las licencias, pero nada, los políticos los ignoraron.

Pero la frustración no detiene la lucha de la comunidad, que afirma que continuará luchando en el 2019 para que se apruebe la legislación S.3442 y A.4743 que permitiría a los inmigrantes indocumentados, y a otros residentes que tienen dificultades de cumplir con los requisitos del Real ID Act., obtener una licencia de conducir.

“En Nueva Jersey los políticos tienen un historial de prometer y prometer y no cumplir. Esta ley solo se pasará si el pueblo se levanta, por eso en Cosecha nos seguiremos enfocando en el 2019 en movilizar al pueblo hasta que se llegue a un  punto en que los políticos no nos podrán seguir ignorando”, señaló Carlos Rojas, dirigente del Movimiento Cosecha.

Johanna Calle directora de New Jersey Alliance for Immigrant Justice, afirmó que los políticos no tienen excusa por no haber aprobado la ley S.3442 y A.4743 que otorga las licensias.

Por su parte, Johanna Calle directora de New Jersey Alliance for Immigrant Justice, que encabezó la campaña “Let´s Drive NJ” a la cual se unieron 70 organizaciones comunitarias, sindicales y religiosas, manifestó su frustración hacia los políticos durante la marcha del 17 de diciembre en Trenton, el último día de las sesiones legislativas.

“Nosotros tenemos los votos en la legislatura para que aprueben el proyecto de ley, pero los líderes de ambas cámaras no la quieren presentar a votación”, dijo Calle durante la protesta. “La gente está aquí en la calle, los legisladores necesitan escucharlos”.

Calle explicó que las diferentes organizaciones trabajaron con los legisladores para crear un proyecto de ley que otorgue licencia a los indocumentados y a su vez cumpla con la normativa de la ley federal Real ID Act, que entra en vigencia en octubre del 2019. “Se hizo todo lo que se requería, no tienen excusa para no haberla aprobado”, dijo.

El proyecto de ley de licencias, así como el aumento del salario mínimo a $15 la hora y la aprobación de la marihuana recreacional, fueron víctima de la disputa entre el gobernador Phil Murphy y los dos líderes de la legislatura estatal,  el presidente del Senador Stephen Sweeney y el vocero de la asamblea Craig Coughlin.

Cientos de personas marcharon el 17 de diciembre en Trenton para recordarle a los políticos sus promesas de las licencias.

Pese a que todos son demócratas y afirman compartir una visión progresista para el estado, la disputas internas por el poder ha paralizado la aprobación de leyes que harían realidad las principales promesas de la campaña electoral del gobernador Murphy.

Pero en opinión de Johanna Calle, los demócratas no tienen opción, deben aprobar la ley para las licencias. “Las últimas elecciones demostraron que ser antiinmigrante en  Nueva Jersey no les ayuda a los políticos.  ¿En el 2019 que tienen ellos para mostrarle a la comunidad inmigrante y a los latinos, cuando todos ellos (los legisladores estatales) se presenten a las elecciones en noviembre?”.

La dirigente comunitaria recuerda que “esta es una deuda que tienen con la comunidad. Desde el 2001 estamos luchando por las licencias, son 17 años de lucha, no estamos pidiendo un regalo, sino que paguen la deuda que tienen con nosotros. Son más de 500 mil personas que necesitan esta ley en el estado. Otros estados con menos población indocumentada han aprobado leyes como esta, ya es hora de que New Jersey haga lo correcto”.

“Queremos recordarle a los legisladores que mientras ellos celebran en estas navidades, nuestras familias la pasaran sin licencias… vamos a volver en enero hasta que nos paguen esta deuda que tienen con la comunidad”, concluyó.