ANNUNCIO

Campaña busca aumentar participación de mexicanos en el censo

Ruth E. Hernández / EFE News

La mexicana María Pérez ha vivido en Nueva Jersey durante dos décadas, nunca ha participado del censo y no cree que lo haga este año por temor a compartir sus datos, pero una campaña nacional buscará precisamente concienciar a esta comunidad para aumentar su participación en el recuento de la población.

“Nunca he participado en el censo, por varias razones: porque nunca estoy en la casa pero también porque se dicen muchas cosas del censo”, dijo Pérez, que hace 21 años se estableció en Union City, en Nueva Jersey.

“Como emigrante uno siente temor de que tu información no sea ciento por ciento confidencial, a que se comparta con otras agencias como Inmigración, no porque hayas cometido un delito, sino por tantas cosas que están pasando; no se puede confiar”, afirmó.

Precisamente, la Administración del presidente Donald Trump intentó que el censo incluyera una pregunta sobre el estatus legal de quienes residen en el país, lo que llenó de temor a inmigrantes sin documentos y movilizó a políticos y activistas ante los tribunales.

El Tribunal Supremo rechazó la propuesta en junio del año pasado, pero el temor persiste.

Pérez, una emigrante de Veracruz de 43 años, señala que no tiene previsto tampoco participar este año en el censo que por mandato constitucional se realiza cada una década.

De acuerdo con resultados de una encuesta realizada por la asociación sin ánimo de lucro “Migrantes Unidos en Caravana”, una mayoría de mexicanos que participan en viajes a su país de origen en caravanas de vehículos saben que deben participar en el censo pero dicen “no tener tiempo” para responder las preguntas.

La encuesta, que se realizó del 16 de diciembre, recopiló información de 837 mexicanos residentes en el país y que viajaron para pasar sus vacaciones de fin de año a México desde Texas, en la más reciente caravana organizada por la asociación que coordina este tipo de trayectos por razones de seguridad.

El sondeo reveló que sólo el 45 % “piensa participar”, mientras el 32,9 % dijo que “tal vez participaría” y otro 22,1 % señaló “que no respondería a las preguntas”.

Las principales razones esgrimidas fueron: “No se encuentran en casa y/o falta de tiempo” (39,7%), “no es ciudadano” (28.5%) o “no sabe para qué sirve” (16,8%).

Un porcentaje menor dijo que no quiere llenar el formulario por “no dominar el inglés”, porque piensan que “no se puede participar” o porque “tienen miedo” a que sus datos sean compartidos, como ocurre con Pérez.

“No me interesa compartir mi información con algo que me crea inseguridad”, sostuvo la mexicana, que confiesa sentir temor “por tantas cosas que están cambiando en las leyes de este país, que no se sabe si mi información está ciento por ciento segura” en manos del censo.

Pérez admite además que necesita información sobre el recuento de la población, “ponerme al día” sobre ese proceso.

Es la baja participación de mexicanos lo que motivó que el movimiento Fuerza Migrante, que nació en Nueva York hace tres años liderado por el activista y empresario Jaime Lucero, lanzara una campaña educativa sobre su importancia, y que contará con una red de unos 600 grupos dirigidos a esta comunidad.

“Independientemente de todos los esfuerzos que se han hecho para vincular a la comunidad latina, son pocos los esfuerzos donde se han enfocado en la comunidad mexicana”, señaló Avelino Meza, director ejecutivo de Fuerza Migrante.

“Aunque somos muchos, normalmente venimos de zonas rurales muy pobres y el vínculo de confianza en muchas ocasiones se ha roto por los abusos” sufridos, indicó.

Explicó que además de usar las redes sociales tienen previsto llegar directo a los migrantes “en lenguaje mexicano” para que éstos sean portavoces del mensaje en su familia, amigos o compañeros de trabajo. También se distribuirá información en iglesias, sedes de organizaciones y en negocios locales por medio de folletos en los que se les alienta a participar del Censo 2020.

“La intención es que la campaña sea lo más grande posible enfocada en que los mexicanos movamos números, que los latinos participemos de una manera mucho más agresiva, lo que es importante porque los problemas para los mexicanos y otros latinos son igual de grandes”, indicó.

Aseguró que el material, que se produce en Nueva York, ya comenzó a ser distribuido entre las organizaciones.

La Oficina del Censo ha indicado que para el 1 de abril cada hogar en el país habrá recibido una invitación para participar en el conteo, y las respuestas pueden hacerse en internet, por teléfono o remitiendo por correo el formulario de papel.

En mayo los agentes de la Oficina del Censo empezarán a visitar hogares que no hayan respondido al censo, y en diciembre se entregarán al presidente y al Congreso las cifras del conteo.Según el censo de 2010, cuando la población de EEUU era de 308,7 millones de personas, un total de 50,1 millones (16 % del total) eran de origen latino y una década antes había en el país 35,3 millones de hispanos, el 13 % de la población total.