ANNUNCIO

Ganadores de la lotería pueden permanecer anónimos

Desde el pasado mes de enero, si usted gana la lotería, sólo recibirá dinero y no el acosó o peligro de que todo el mundo sepa que usted de la noche a la mañana recibió una gran cantidad de dinero y ahora lo llamen o intimiden para que comparta su riqueza.

Recientemente el gobernador firmó una ley  que permitiera a los ganadores de la Lotería del Estado permanecer en el anonimato.

La nueva ley ordena a la Comisión Estatal de Lotería que permita a los ganadores de lotería del estado a permanecer en el anonimato indefinidamente.

Antes de la promulgación de esta ley, las reglamentaciones estipulaban que la Lotería del Estado podía usar nombres, direcciones, cantidad de premios y fotografías de los ganadores, pero las direcciones enumeradas no podían incluir un número de calle o de casa. Además, el nombre del ganador, la ciudad y el país podrían recuperarse mediante una solicitud formal en virtud de la Ley de registros públicos abiertos (OPRA).

Esta nueva ley establece una exención de dicha divulgación de OPRA.

 “Si bien ganar la lotería es un sueño hecho realidad para aquellos individuos afortunados que pueden llamarse ganadores, a veces son acosados, tanto verbal como físicamente, por familiares, amigos, conocidos y otros como resultado de su nueva riqueza y fama”, dijo el asambleísta John Burzichelli , patrocinador de la ley. “En algunos casos, los premios de lotería han provocado el robo e incluso la muerte de ganadores, como en lugares como Chicago, Georgia y Virginia Occidental, por nombrar algunos. Si un ganador de la lotería desea permanecer en el anonimato, debe tener derecho a que su información no se distribuya públicamente “.Existe un precedente para dicha ley, con estados como Delaware, Kansas, Maryland, Dakota del Norte, Ohio, Carolina del Sur y Texas que brindan al menos algo de anonimato para los ganadores de lotería, mientras que los ganadores en Colorado, Connecticut y Vermont pueden evitar que sus nombres sean publicados al reclamar ganancias a través de un fideicomiso o una compañía de responsabilidad limitada.