ANNUNCIO

NJ prohíbe venta de sabores de e-cigarette

Nueva Jersey se convirtió en el primer estado de la nación en imponer una prohibición permanente de la venta de productos con sabor (vape products ) para los cigarrillos electrónicos, así como cupones de descuento para productos de tabaco y vapeo.

El gobernador Phil Murphy firmó la legislación (S3265) que prohíbe la venta y distribución de productos basándose en una recomendación del Grupo de trabajo sobre dispositivos para fumar eléctricos que fue creado para formular una estrategia integral para proteger a los habitantes del estado de los peligros de los cigarrillos electrónicos.

“Como gobernador, estoy principalmente encargado de proteger la salud y la seguridad de nuestra gente”, dijo el gobernador Murphy. “La investigación muestra que los dispositivos y productos electrónicos para fumar con sabor, como la menta, los dulces, las frutas y el chocolate, son extremadamente atractivos, especialmente para los niños. Elogio a mis socios en la Legislatura por reaccionar rápidamente a las recomendaciones del Grupo de Trabajo para aprobar una legislación que proteja tanto a los jóvenes como a los adultos de los peligros del uso de dispositivos electrónicos para fumar con sabor”.

Una de las patrocinadoras de la ley, la senadora Shirley Turney, afirmó que “el rápido aumento en la popularidad del vapeo entre los estudiantes de secundaria y preparatoria es profundamente preocupante, especialmente dada su falta de comprensión de lo que están poniendo en sus cuerpos”, dijo el senador Turner. “Al prohibir los productos de vapeo con sabor, esta ley ayudará a disuadir a nuestros jóvenes de adoptar este peligroso hábito y reducir su prevalencia en nuestros hogares y escuelas”.Por su parte, el senador Richard Codey señaló que “no hay duda de que la industria tabacalera ha utilizado productos de vapeo con sabor como un medio para atraer a los jóvenes a usar sus productos, haciéndolos propensos a la adicción y a toda una vida de graves riesgos para la salud”, dijo el senador Codey. “Los sabores son una estratagema de marketing para engancharlos a una edad temprana, cuando son más susceptibles y más vulnerables, física y socialmente. Hemos tenido éxito en reducir las tasas de tabaquismo de los cigarrillos, pero fue un esfuerzo concertado. Ahora tenemos que hacer lo mismo con los productos de vapeo con sabor porque el riesgo para los jóvenes es más inmediato e igual de grave”.