ANNUNCIO

¿Sin mascarillas ni desinfectante? Opciones para protegerse del coronavirus

Las mascarillas, que se han convertido en el símbolo global de la pandemia de coronavirus, y los desinfectantes de manos se han agotado en las tiendas, pero las autoridades sanitarias ofrecen una larga lista de opciones para intentar protegerse ante el COVID-19.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se han registrado más de 113.000 casos de infección con el virus COVID-19 en 110 países, y por la enfermedad han muerto más de 4012 personas, en su mayoría en China que fue donde se identificó el virus inicialmente en diciembre pasado.

Aunque se han agotado en las tiendas de EE.UU., las mascarillas quirúrgicas o industriales ofrecen un falso sentido de protección, por lo que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) no recomiendan que las personas que estén sanas las usen para protegerse de enfermedades respiratorias.

Esas mascarillas, en cambio, se recomiendan para las personas que muestran algunos síntomas de enfermedad pulmonar a fin de impedir el contagio a otras personas sanas, y para el personal sanitario que ha de trabajar entre los enfermos.

Las recomendaciones de los CDC y la OMS para prevenir el COVID-19 incluyen:

– Evite el contacto directo con cualquier persona que esté enferma, y evitar el tocarse los ojos, la nariz y la boca.

– Lávese las manos con jabón frecuentemente, y no una mera enjabonada y enjuague, sino un lavado cuidadoso y por al menos 20 segundos. 

– La mayoría de los jabones y gelatinas lavamanos que se venden en los comercios como “bactericidas”, pueden ser eficaces contra bacterias pero no matan los virus. Una buena lavada de manos, en cambio, sí puede eliminar los virus de las manos. 

– Si usted se siente mal, quédese en casa, no vaya a trabajar o a la escuela.

– Tosa o estornude sobre la manga del brazo (no sobre la mano) o use un pañuelo que deberá ser inmediatamente tirado a la basura, y lavarse las manos.

– Evite el contacto cercano con familiares, llegando al punto de comer a horas diferentes, dormir en habitaciones distintas y utilizar diferentes cubiertos y platos.

– La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, en inglés) ha distribuido una lista de desinfectantes que pueden usarse para protegerse del COVID-19. El listado incluye productos como lejía (que se comercializa con la marca Clorox), y cloruro de benzalcomio (Lysol).

– Evitar los desplazamientos si se tiene fiebre o tos. Si se cae enfermo durante un vuelo, informar inmediatamente a la tripulación, y una vez en el domicilio, contactar con profesionales sanitarios, contándoles dónde se ha estado.

– Las personas mayores de 60 años o con problemas de salud como una enfermedad cardiovascular, respiratoria o diabetes, presentan mayor riesgo de caer gravemente enfermo ante un hipotético contagio, por lo que deben tomarse precauciones extra, evitando zonas concurridas o lugares donde podría haber contacto con potenciales enfermos. 

REMEDIOS FRAUDULENTOS CONTRA EL CORONAVIRUS

Las autoridades advirtieron a la población de la existencia de medicamentos no aprobados oficialmente que dicen combatir el coronavirus, y a las empresas que los fabrican sobre las consecuencias legales que pueden afrontar por comercializarlos de manera fraudulenta.

“Ya existe un alto nivel de ansiedad por la posible propagación del coronavirus (..). Lo que no necesitamos en esta situación son compañías que se aprovechen de los consumidores promocionando productos con declaraciones fraudulentas de prevención y tratamiento”, declaró en un comunicado el director de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), Joe Simons.

La FTC y la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) anunciaron la emisión de cartas de advertencia a siete compañías por vender productos fraudulentos que dicen combatir el COVID-19.

Las empresas advertidas fueron identificadas como Vital Silver, Quinessence Aromatherapy, Xephyr (que se comercializa como N-Ergetics), GuruNanda, Vivify Holistic Clinic, Herbal Amy y The Jim Bakker Show, que según las autoridades venden tés, aceites esenciales, tinturas y plata coloidal como remedios para el coronavirus.

La FDA está particularmente preocupada porque los productos que afirman curar, tratar o prevenir enfermedades graves como el COVID-19 pueden hacer que los consumidores retrasen o suspendan el tratamiento médico apropiado, lo que puede causar daños graves e incluso mortales, advirtió el organismo.

El organismo regulador de medicamentos considera que la venta y promoción de productos para el COVID-19 fraudulentos “es una amenaza para la salud pública”, y recordó que cuenta con un “programa de vigilancia agresivo” que monitorea las tiendas por internet que venden productos de este tipo, “especialmente durante un problema de salud pública importante como este”, dijo el comisionado de la FDA, Stephen M. Hahn.

El envío de las cartas a esas empresas por publicitar productos no aprobados, a las que las compañías deben responder en 48 horas para decir qué acciones emprenderán para corregir sus acciones, es sólo el “primer paso”, advirtió la FDA, que dijo estar preparada para “tomar medidas legales contra las compañías que continúen comercializando con este tipo de estafas”.“Entendemos que los consumidores están preocupados por la propagación del COVID-19 y los instamos a hablar con sus proveedores de atención médica” sobre cómo hacer frente a esta enfermedad, dijeron los organismos reguladores, que recordaron que actualmente no hay vacunas o medicamentos aprobados para tratar o prevenir el COVID-19, aunque se están desarrollando tratamientos.