ANNUNCIO

NJ extenderá la fecha límite para la presentación de impuestos

El gobernador Phil Murphy y los líderes de la legislatura estatal planean retrasar en tres meses el final del año fiscal de Nueva Jersey, una medida sin precedentes que tiene como objetivo darle al estado más tiempo para navegar por las turbulentas condiciones económicas causadas por la nueva pandemia del coronavirus.

En un acuerdo que se espera que se concrete con la aprobación de una legislación que está pendiente, el cierre del año fiscal 2020 se postergará este año desde su normal fecha de finalización del 30 de junio hasta el 30 de septiembre, con créditos suplementarios previstos para llenar cualquier vacío.

La extensión del presupuesto permitirá al Estado retrasar también hasta el 15 de julio la fecha límite para presentar las declaraciones de impuestos estatales, cuya  fecha límite tradicionalmente es el 15 de abril. Esto es algo que muchos contribuyentes han estado solicitando en las últimas semanas después de que el gobierno federal el mes pasado anunció la extensión de las declaraciones de impuestos hasta el 15 de julio.

El asambleísta Robert Karabinchak introdujo el proyecto de ley para extender la fecha límite del impuesto a la propiedad de Nueva Jersey para que coincida con las extensiones de impuestos federales y estatales.

El proyecto de ley propuesto cambiaría la fecha límite para los impuestos a la propiedad residencial y comercial del 1 de mayo al 15 de julio sin multas, recargos o intereses. Dicha extensión sirve para ayudar a los residentes a sobrellevar las dificultades económicas actuales y evitar cualquier impacto negativo a largo plazo en las agencias de crédito.

“Todos los habitantes de Nueva Jersey se verán afectados por la crisis financiera resultante de COVID-19”, dijo el asambleísta Karabinchak. “Las personas no deberían tener que elegir entre pagar alimentos y medicamentos o pagar sus impuestos a la propiedad porque se les ordenó quedarse en casa y, en consecuencia, perdieron ingresos”.

Esta crisis ha afectado y continuará afectando a todos en la nación, pero quienes son los más afectados son los propietarios de pequeñas empresas y los contribuyentes residenciales que ya vivían de cheque a cheque.

El estado depende en gran medida de los pagos del impuesto sobre la renta de abril para cubrir sus propias facturas, por tal motivo mover la fecha del fin del año fiscal hasta el 30 de septiembre resuelve cualquier problema de liquidez que el estado podría haber enfrentado a causa de igualar la extensión de la fecha límite de presentación de impuestos del gobierno federal. También significa que los residentes que aún no hayan presentado sus impuestos federales o estatales no tendrán que lidiar con el dolor de cabeza de hacer sus declaraciones por separado.

“Fue la decisión más lógica y, francamente, convincente que tomar”, dijo Murphy.

Las empresas que la administración del gobernador Murphy consideró no esenciales han cerrado en todo el estado, y otras actividades económicas se redujeron drásticamente a medida que las infecciones por COVID-19 se extendieron a todos los condados, lo que le costó al estado ingresos fiscales incalculables. Al mismo tiempo, se han acumulado nuevos gasto en el presupuesto estatal en la medida que el estado adquiere equipos médicos y toma otras medidas de emergencia para responder a la pandemia.

En respuesta al impacto económico de la creciente pandemia, el Departamento del Tesoro del Estado anunció recientemente la congelación de casi $ 1 mil millones en asignaciones para el año fiscal 2020. Esto debería ayudar a respaldar los aproximadamente $ 1.3 mil millones en reservas presupuestarias que se incluyeron en el proyecto de ley de gastos de $ 38.7 mil millones que Murphy promulgó a fines de junio pasado.Nueva Jersey también está esperando recibir más de $ 3 mil millones en ayuda federal bajo la legislación de emergencia aprobada por el Congreso y promulgada por el presidente Donald Trump a fines de la semana pasada. No obstante, Murphy afirmó durante la sesión informativa que su administración todavía está tratando de averiguar exactamente cuánto recibirá el estado del paquete de ayuda federal y exactamente en que podrán utilizar estos fondos.