Ad

Más trabajadores migrantes dan positivo por COVID-19, esta vez en el condado de Gloucester

IAN T. SHEARN | 19 de mayo de 2020 | NJ Spotlight

Con la próxima llegada de miles de trabajadores temporeros al sur del estado, los agricultores aún esperan las pautas de seguridad del Departamento de Salud

Más de 50 trabajadores migrantes en una gran granja de productos agrícolas en el condado de Gloucester han dado positivo por COVID-19, sumándose a los 59 que dieron positivo a principiosde este mes en el condado de Salem.

Los trabajadores en South Harrison Township fueron examinados la semana pasada como parte de la campaña del Departamento de Salud del estado para realizar pruebas del COVID-19 a todos los trabajadores migrantes en el sur de Nueva Jersey. El alcalde del municipio, Joseph M. Marino, afirmó que todos los trabajadores que dieron positivo fueron puestos en cuarentena fuera del sitio de trabajo. Señaló que dos son sintomáticos leves y están siendo monitoreados. Estos 50 y tantos trabajadores representan menos de la mitad de la fuerza laboral de la granja.

Cada año, entre 20,000 y 25,000 trabajadores temporeros vienen al sur de Nueva Jersey para cosechar productos y frutas. Duermen en dormitorios estrechos y cenan en cafeterías estrechas. Algunos trabajan hombro con hombro en las empacadoras. La comisionada de salud estatal, Judith Persichilli, anunció a principios de este mes que el estado se ha asociado con cuatro centros de salud con calificación federal para realizar pruebas voluntarias a todos los trabajadores migrantes.

En ese momento, también anunció que emitiría pautas de seguridad a todos los agricultores. Las pruebas comenzaron la semana pasada, pero el lanzamiento de las pautas se retrasó y aún no se han emitido. En las próximas semanas, la población migrante comenzará a aumentar drásticamente cuando los trabajadores comiencen a recoger arándanos, principalmente en el condado de Atlantic.

Sweeney: “Es inaceptable”

“Esto es inaceptable”, afirmó el presidente del Senado Steve Sweeney (D-Gloucester). “Sabíamos que iban a venir. No haber emitido normas de seguridad simplemente no es aceptable … para la salud y la seguridad de los trabajadores y la población en general”.

Sweeney señaló que ya ha planeado celebrar audiencias sobre cómo el coronavirus devastó las instituciones de cuidados ancianos, las cárceles y los centros de desarrollo cognitivo del estado. “Voy a tener que agregar a los trabajadores agrícolas a esa lista”, dijo.

NJ Spotlight informó por primera vez el 11 de mayoque 59 trabajadores de una granja en el condado de Salem dieron positivo, más de la mitad de la fuerza laboral de la granja. Esto ocurrió después de que un trabajador se enfermó y tuvo que ser hospitalizado, según Mika Highsmith-Hasani, portavoz del Centro Médico Familiar del Sur de Nueva Jersey (SJFMC, por sus siglas en inglés). El agricultor llamó inmediatamente a las autoridades para que evaluaran a todos sus trabajadores, afirmó Highsmith-Hasani. El SJFMC realizó las pruebas el 30 de abril y el 1 de mayo. El Departamento de Salud del Condado de Salem no respondió a un correo electrónico en el que se le pregunta sobre la condición de salud de los trabajadores enfermos. De igual modo, el Departamento de Salud del estado no respondió a los correos electrónicos en el que se le solicitan comentarios del caso.

“Los líderes del estado de Nueva Jersey han estado trabajando para desarrollar pautas para la protección de los trabajadores agrícolas, pero este proceso no ha sucedido tan rápido como era necesario”, dijo Jessica Culley, coordinadora general de CATA, un grupo de defensa de inmigrantes que está monitoreando de cerca las comunidades de migrantes de Nueva Jersey.

“Las estadísticas informadas hoy son alarmantes, nuestra comunidad de trabajadores agrícolas es especialmente vulnerable y debemos hacer más para protegerlos”, dijo la senadora estatal Teresa Ruiz (D-Essex). “Actualmente estamos trabajando en una legislación para delinear protocolos de seguridad para granjas en todo el estado para proteger contra el COVID-19”.

El senador federal Cory Booker también se ha interesado por los trabajadores migrantes.

“Nuestra oficina está monitoreando de cerca el brote de la enfermedad en el sur de Nueva Jersey”, dijo Tom Pietroykoski, secretario de prensa del senador. “Ya sabemos que existen profundas disparidades en los resultados de salud entre las comunidades de color, que solo han sido magnificadas por esta crisis de salud pública. Lo que estamos viendo en las comunidades agrícolas del sur del estado es otro ejemplo trágico de por qué debemos abordar estas disparidades ”.

Esta historia fue escrita y producida por NJ Spotlight. Se está republicando bajo un acuerdo especial de intercambio de contenido de NJ News Commons relacionado con la cobertura de COVID-19. Para leer más, visite njspotlight.com. Esta historia fue traducida al español por Reporte Hispano y es proporcionada por el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair.