Ad

Más de 45 mil denuncias relacionadas con COVID-19 ha recibido la FTC

Kleibeel Marcano / Reporte Hispano

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) ha recibido 45,623 denuncias de fraude y estafas relacionadas con la pandemia del COVID-19, afirmó Mónica Vaca, directora asociada de la División de Operaciones y Respuesta al Consumidor de la FTC.

En una rueda de prensa organizada por Ethnic Media Service (EMS), Vaca destacó que del total de las denuncias relacionadas con la enfermedad, unas 26,289 son por fraudes relacionados con viajes y vacaciones (cancelación y no devolución del dinero, 7,174); compras por Internet (4,843); mensaje de texto (1,593); productos de dietas, cuidados de salud (1,222); servicios en Internet (897).

El 44.7% de las personas que han realizado denuncias ante la entidad federal señalaron haber sufrido pérdidas monetarias. El total de las pérdidas ascienden a $33,84 millones de dólares, con un promedio por persona estafada de $478, según las estadísticas presentadas por Vaca.

La funcionaria hispana destacó que estas estadísticas no representan un incremento exponencial en relación con las denuncias que reciben constantemente la FTC. No obstante, dijo que ahora los estafadores están centrados en la pandemia. “Los estafadores siguen los titulares de las noticias… seleccionan los temas de los que la gente está temerosa o preocupada para tratar de obtener la atención de las posibles víctimas y tratar de robarles su información personal y su dinero”. 

En este sentido, Vaca señaló que por Internet o mensajes de texto los estafadores envían correos electrónicos con logos o nombres de agencias gubernamentales con informaciones falsas con el objetivo de que la gente los abra o les de clic a los link y de este modo infectar sus computadoras o teléfonos móviles con virus maliciosos que luego roban la información personal, como direcciones, número de seguro social y tarjetas de créditos de las víctimas.

Recomienda no abrir correos electrónicos ni darle clic a link o páginas Web de las que desconozca la procedencia.

Durante esta pandemia, también muchos estafadores ofrecen kits caseros de pruebas, curas o tratamientos milagrosos para el COVID-19, sin ningún tipo de evidencia científica. “Esto son evidentes estafas. Los CDC han señalado reiteradamente que aún no existe ni medicinas ni tratamientos para prevenir el COVID-19, si le ofrecen estos productos, no caigan en el engaño”, advierte.

Vaca afirmó que la FTC recientemente demandó a la compañía que hace el suplemento “Thrive”, por afirmar que estas capsulas curan el COVID-19 y el cáncer.

Otras de las víctimas de los estafadores durante la pandemia son los dueños de pequeños negocios.  Entre las trampas están falsas páginas Web que afirman estar asociadas al SBA (Small Business Administration) donde los dueños de los negocios pueden procesar los préstamos preferenciales que el gobierno ofrece a través de los estímulos fiscales. Una de estas páginas demandas por la FTC es el portal SBALoan.com. A través de páginas como esta intentan robar la información personal y bancaria de los comerciantes.

Vaca resaltó que el gobierno federal no se comunica con los individuos a través de correos electrónicos, mensaje de texto, llamadas telefónicas ni por las redes sociales para adjudicar las ayudas económicas. “Si recibe un mensaje o e-mail que dice ser del gobierno o una organización reputada ofreciéndole ayuda, bórrenlo, no lo abra, es una estafa, el gobierno no usa estos medios para comunicarse”.

PROTÉJASE, CONSULTE ANTES

Mónica Vaca afirmó que todas las comunidades, y todas las personas, están expuestas por igual a ser víctimas de fraudes y estafas. “Esto es algo que le puede pasar a cualquiera, sin importar sus condiciones”.

Uno de los principales consejos que ofreció la representante de FTC es que nunca se le haga caso a llamadas, correos electrónicos o mensajes de personas que piden o demanda un pago inmediato a través de tarjetas de regalo (gift cards), efectivo, PayPal, transferencia de dinero o Bitcoin por un servicio, o deuda.

Siempre consulte con otra personas para aclarar y determinar si es una estafa. Verifique la procedencia del mensaje. Recuerde que las empresas de servicios públicos no llaman para exigir pagos inmediatos a través de estos medios. Sólo usan cartas formales enviadas por correo para comunicarse con los clientes.

Vaca recomienda además nunca dar información personal, como número de seguro social, tarjeta de crédito, cuenta de banco, u otro, a cualquier persona que llame solicitando esta información.

Evite comprar en páginas Web desconocidas. Antes de hacer una compra en un portal que no conoce, verifique que la empresa en verdad existe a través del Better Business Bureau (https://www.bbb.org)

La funcionaria señaló que la FTC no lleva un seguimiento del grupo de personas que reportan los fraudes y estafas, por lo que no puede asegurar en que comunidades ocurren más estos delitos. Sin embargo, afirma que las denuncias en español no son muy numerosas.

Por tal motivo, Vaca instó a todos los hispanos víctimas de fraudes y estafas o a quienes les intentaron estafar, poner la denuncia ante la FTC, quien tiene funcionarios que hablan español para atender a esta comunidad.

En el 2019 la FTC logró recuperar $223 millones de dólares de las estafas. Este dinero le fue devuelto a las víctimas.